jueves, octubre 26, 2006

Comienzos de mis recuerdos.


Lo que creo son mis recuerdos más lejanos se refieren a mi hospitalización por el tifus cuando tenía dos años y siete meses. Estaba en una cama, para mí: gigante, aunque se supone que estaba en el Pensionado del Hospital Arriarán que es de niños; muchos años después, la hermana mayor de mi papá me dijo que no había cupo cuando llegué muy mal y me pusieron en una cama para adultos. Hacia los pies de la cama y hacia la derecha estando tendida de espaldas, había una ventana pero yo no podía sentarme aunque quisiera, por lo débil (tal como cuando caí enferma de tuberculosis a los nueve años) y sólo podía pensar que cuando pudiera caminar me iba a escapar por esa ventana. Cuando ¡por fin! pude sostenerme en mis piernas, caminé por la cama, desde la almohada hasta los pies y vi con espanto que estaba en un piso alto. Hacia la izquierda, si estaba tendida de espaldas en la cama, había una puerta. Una vez que se acercaron varias personas de delantal blanco a mi cama, había una mujer tan pequeñita con respecto a los demás que la sentí mi semejante, esperé que estuviera bien cerca para tomarla del delantal e impedir que se fuera y no podía entender por qué los demás se reían. Para mí era una situación aflictiva.

22 Comments:

At jueves, octubre 26, 2006 10:00:00 p.m., Blogger fgiucich said...

Recuerdos que van saliendo muy despacio y casi, tímidamente. Abrazos.

 
At viernes, octubre 27, 2006 11:38:00 a.m., Blogger indianguman said...

Qué maravilla es la memoria, increíble que tengas recuerdos tan nítidos de una edad tan temprana.

Un abrazo, me encanta leerte

 
At lunes, octubre 30, 2006 12:32:00 a.m., Blogger Rafa said...

delirios color ceniza...








...qué recuerdos !!!

 
At miércoles, noviembre 01, 2006 2:25:00 a.m., Blogger Lety said...

Es increible la capacidad de nuestra memoria, estoy segura que en este recuerdo hay muchos símbolos que sólo tu puedes traducir, por algo lo recuerdas.

Te quiero hermosa amiga y te dejo un abrazo enorme

 
At lunes, noviembre 06, 2006 1:50:00 p.m., Blogger Lety said...

Dulce señora mía, dama de los mil nombres, vengo a dejarte un abrazo y releo esta memoria profunda ¿ya descifraste su código?

Besos para tí Eugenia Cristina

 
At jueves, noviembre 16, 2006 8:27:00 a.m., Blogger gonzalo said...

cuál era el olor del hospital?

 
At jueves, noviembre 16, 2006 2:22:00 p.m., Blogger Pancha said...

Tnato tiempo escribiéndome a solo ahora puedo entrar a tu blog... te mando un abrazo grande y mil gracias por tus palabras...

 
At sábado, noviembre 18, 2006 1:10:00 p.m., Blogger Eugenia Cristina said...

¡Gracias a todos!

No recuerdo ningún olor. Aunque en cualquier recuerdo, me ha sucedido reconocerlo cuando vuelvo a experimentarlo; no de otro modo.

 
At lunes, noviembre 20, 2006 8:09:00 p.m., Blogger gonzalo said...

también me cuesta recordar los olores, salvo el vapor del café sobre el patio del colegio y el aroma de dentista en la clínica de mi padre.

 
At lunes, noviembre 20, 2006 11:00:00 p.m., Anonymous Anónimo said...

Que increible que puedas recordar todas esas cosas. Uno de mis recuerdos lejanos es la primera vez que experimente un año nuevo, estaba tan emocionada... y me sentia super especial, todo se acabo al año siguiente cuando me di cuenta que sucedia cada año!
:-) Saludos,

 
At lunes, noviembre 20, 2006 11:38:00 p.m., Blogger Eugenia Cristina said...

Anirak:
Además de desearte la mejor de las suertes, te diré que según personas entendidas en la materia, una causa que debe haber contribuido a que yo tenga muchísimos recuerdos de primera infancia, fue la gran variedad de escenarios y la gran cantidad de personas que formaron mi mundo, entonces.

Saludos.

 
At jueves, noviembre 23, 2006 2:01:00 p.m., Blogger A-X said...

Cómo haces de un monmeto pequeño una aventura épica...
enhorabuena!!

Una deliciosa y dolorosa imagen.

Es Poesía...

Bello post, magnífico blog.-

realmente muy bueno. Pasate por casa cuando quieras... hay mate!!

Saludos

A.-

 
At sábado, noviembre 25, 2006 10:13:00 p.m., Blogger Mauricio Rebolledo said...

Gracias por los abrazos y por el tremendo animo que dejaste al pasar por nuestro blog.
El Papa de Kiky.

 
At domingo, noviembre 26, 2006 11:26:00 a.m., Blogger Máximo Ballester said...

Me da mucha ternura esto que contas.

Que momentos haz vivido. Pero los valoras y esto sirve para la vida.

Un abrazo.

 
At viernes, diciembre 01, 2006 12:50:00 a.m., Anonymous Anónimo said...

Hola- gracias por preguntar! De la entrevista todavia no se nada, espero q la proxima semana nos avizen al resto que todavia no sabe! a cruzar los dedos!!
Saludos!
Anirak!

 
At sábado, diciembre 02, 2006 4:04:00 p.m., Blogger sprocket said...

Es muy tierno lo que cuentas, y también muy triste. Np entiendo por qué se reían los demás cuando agarrabas el delantal.

 
At lunes, diciembre 04, 2006 11:08:00 p.m., Blogger Lety said...

Querida queridísima amiga, algun día hablaremos de esos recuerdos difíciles de rechazos y encierros, sentadas frente a frente, será en Oaxaca o será en Santiago, no lo se, pero si anticipo ese momento.
Hoy que volví del largo encierro te dejo un abrazo muy pero muy cariñoso

 
At martes, diciembre 05, 2006 10:02:00 a.m., Anonymous Anónimo said...

Bellos recuerdos.

Un beso grande... y gracias por las palabras...

Bellos post, delicioso blog.

Pasate por casa cuando quieras... ¡hay mate!

A.-

 
At sábado, diciembre 16, 2006 3:02:00 p.m., Blogger Cristian said...

Gracias por pasar por mi blog. Bendiciones.

 
At domingo, diciembre 17, 2006 3:04:00 p.m., Blogger Cristian said...

Hola:
Gracias por la visita a mi blog, se agradece. Bendiciones.

 
At lunes, diciembre 18, 2006 12:05:00 a.m., Blogger Lety said...

Dulce y hermosa señora, te traigo mi abrazo oaxaqueño, cálido y enorme, para tus fiestas navideñas

 
At sábado, diciembre 23, 2006 1:07:00 p.m., Blogger Mauricio Rebolledo said...

Gracias por tu visita, por tus palabras y por tu generosidad.
Recibe un gran abrazo de Kiky en Navidad.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home